Garbanzos con bacalao 🐟

Plato final de garbanzos con bacalao

Los clásicos son la base, y para demostrarlo, cociné los garbanzos con bacalao, que se suelen consumir en esta época. De hecho, también suele llamarse potaje de vigilia, aunque éste incorpora un majado de pan frito con ajo y huevo duro.

Es un guiso sencillo y económico, pero muy resultón! Lo he hecho en dos tandas, uno en olla rápida, y otra en olla de cocción lenta, a ver cuál me convencía más. Vamos a ver los ingredientes que empleé;

Ingredientes

Ingredientes de los garbanzos con bacalao
  • Garbanzos secos, 500gr.
  • Bacalao salado, 200-250gr.
  • Espinacas o acelgas, 150-200gr.
  • Dos o tres dientes de ajo.
  • Una cucharadita de pimentón.
  • Un poco de pan duro (50 gr) por si quieres espesar el caldo.

Primeros pasos para principiantes

Lo primero que hay que hacer es poner en remojo tanto los garbanzos como el bacalao el día de antes para rehidratarlos, sin embargo, se tratan de forma muy diferente:

  • Los garbanzos se ponen en remojo partiendo de agua caliente. Con la caliente del grifo puede ser suficiente, si no, hierve la mitad y refréscala con el agua del grifo. Se dejan a temperatura ambiente. Se puede añadir un poco de bicarbonato en el caso de que tengas prisa, pero si lo vas a tener al menos 12 horas, no es necesario.
  • Al bacalao primero se le retira con agua fría el exceso de sal. Chorro fino, con cuidadín, recordad que es un pescado y es delicado. Cuando le hemos quitado la parte más gruesa de sal, lo metemos en bastante agua fría con la piel hacia arriba. Habrá que meterlo en la nevera para que no fermente y el agua se mantenga fría. Se debe cambiar el agua al menos dos veces, para que así el bacalao siga soltando todo su exceso de sal.

La cocción de los garbanzos con bacalao

El guiso es muy sencillo, aquí, lo que va a marcar la diferencia de la elaboración va a ser el momento en el que se introducen los ingredientes. Ya sea en crockpot, olla rápida o normal, el proceso es básicamente el mismo:

Tras cocer los garbanzos, se añade el bacalao para que aporte sabor y se cocine ligeramente.
  • Saltear en un poco de aceite el ajo. Puedes laminarlos, picarlos o dejarlos enteros. Personalmente los prefiero enteros para después triturarlos.
  • Añadir agua, y, cuando hierva, añadir los garbanzos (para que no encallen).
  • Dejar cocer, 10 minutos en mi olla rápida, 10 horas en la crokpot, en torno a 2 horas en la olla normal.
  • Mientras, vamos desmigando el bacalao. Si habéis comprado una pieza tan grande como lo hice yo, os aconsejo que desmiguéis la cola, que es más difícil sacarle provecho. Así nos quedarán los lomos para confitarlos o hacer un pil-pil.
  • Cuando falten 5 minutos de fuego, o incluso ya fuera, añade el bacalao y algunas espinacas o acelgas, cortadas de manera grosera y déjalo reposar 10 minutos.
  • Reserva unas cuantas hojas de espinacas para cortarlas finitas y añadirlas al servir. Se mantendrán las hojas más frescas y le da un contraste que, al menos a mi, me encanta.

Crockpot vs Olla Rápida

Una vez que hemos probado los dos resultados, puedo decir que no hay diferencias impactantes (después del co#4zo de hacer un guiso en dos cacharros), como sí que las hay, por ejemplo, en la cocción de las alubias.

Por un lado, la crockpot te deja el caldo más ligado, y no va a pasarle nada porque se te olvide durante 30 minutos, por lo que puedes dejarlo por la noche funcionando para comer al día siguiente o esas cosas que es capaz de hacer la gente decente que se planifica. Sin embargo, va a estar 10 horas cocinando, hay que ser previsor. Además, la cocina estará oliendo al guiso a partir de la primera hora. El gasto no es una preocupación porque estos cacharros gastan realmente poco.

Por otra parte, el extremo opuesto, la olla rápida. En el caso de los garbanzos, como ya decíamos, no hay grandes diferencias, y esto es porque son legumbres muy resistentes, que aguantan bien las altas temperaturas de estas ollas. Para los garbanzos con bacalao, la cocción de los garbanzos fueron 12 minutos. Este tiempo depende del modelo de olla, el mío fue un regalo de reyes, y es este (y no, aún WMF no me paga por esto). Evidentemente es más rápida, pero vas a tener que estar atento en la cocina. Quiero decir, que aquí los tiempos si son importantes, si dejamos los garbanzos 3 minutos de más, puede que se nos pasen. Y cuando termina la cocción tienes que estar pendiente de que se despresurice para poder abrirla y añadir el bacalao.

Mis garbanzos con bacalao

Plato final de garbanzos con bacalao

Los garbanzos no deben quedar con mucho líquido, y éste debe ser un poco espeso. Como siempre, si se os queda demasiado líquido, tenéis dos opciones. Retirar parte del líquido y reservarlo para cualquier otra elaboración, como un caldo (para arroz, para cocer patatas, etc) que aportará sabor. O triturar unos pocos garbanzos del guiso o pan seco para que traben un poco el líquido.

¡Ya hemos terminado! ¿Te has animado a cocinarlo? Escríbemelo en los comentarios! Y si te estás preguntando qué puñetas hacer con el resto de bacalao, apúntate a este atascaburras que es un manjar bueno, bonito y barato.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *