Los ñoquis de patatas violeta

un ñoqui

Los gnocchi o ñoquis son unas bolitas de patata y harina que se pueden acompañar de cualquier tipo de salsa. Son más fáciles de elaborar que la pasta y necesitas menos cacharrería, así que… ¡A por ellos!

Ingredientes:

  • Patatas, 400 gr.
  • Harina, 80 gr aproximadamente.
  • Huevo, 1 ud.
  • Sal, 6 gr.
Ingredientes ñoquis

El cocinado de las patatas:

Lo primero que se debe hacer es cocinar las patatas. La mejor opción para ello, es asarlas en papillote (envueltas en papel de aluminio o papel de horno). De esta manera, conseguimos que la patata concentre el sabor y, sobre todo, que no absorba agua, que después nos perjudicará a la hora de la mezcla.

Otra opción, más habitual, es cocerlas en agua. Si te decides por esta opción, es mejor no pelar las patatas antes, así consigues evitar que se le introduzca aún más agua.

Patatas violeta

Elaboración de los ñoquis

  1. Machaca las patatas con un tenedor o pásalas por un pasapurés.
  2. Incorpórale la harina y la sal y mezcla con un tenedor o con las manos.
  3. Bate el huevo en un bol. Ve incorporando la cantidad que necesite, en general, no debe emplearse todo el huevo hasta que tenga una consistencia ligera y blanda, pero no pegajosa. Si no lo consigues o si has decidido hervir las patatas, puede que necesites algo más de harina. En ese caso, añade más poco a poco, sin pasarte.
  4. Cubre una superficie limpia con un poco de harina para trabajar la masa. Ve haciendo un rulo cada vez más fino y largo, hasta que quede del grosor de un dedo aproximadamente.
  5. Corta los rulos en tamaños homogéneos, de 2-3cm aproximadamente. Si quieres, puedes darle forma con un tenedor.
  6. Conforme vayan siendo cortados, espolvorea un poco más de harina para asegurarte que no se peguen unos a otros.
Proceso del ñoqui
Masa sin estirar, estirada, y cortada.

La cocción de los ñoquis

Cocer los ñoquis es muy sencillo, pero te quedarán mejor si tienes en cuenta un par de cosas;

  • Añade algo de sal y espera a que hierva bien el agua.
  • Incorpora los ñoquis en pequeñas cantidades. De lo contrario, la temperatura del agua bajará.
  • Cuando los añadas al agua, se irá toda la harina que se ha añadido para que no se pegasen, por lo que no se verá mucho en el agua. No te preocupes, es normal.
  • No te obsesiones con calcular un tiempo de cocción, cuando los ñoquis estén listos, flotarán. Sólo necesitas recogerlos con una espumadera, colarlos, y seguir cociendo el resto.
  • Si de la primera tanda ves que te han quedado un poco sosos, añade un poco mas de sal al agua de cocción.

Las salsas idóneas:

Una de las principales características de estas bolitas, es que absorben mucho las salsas. Por ello, hay salsas que los acompañan mejor que otras.

Todas las salsas con base de nata, como las de queso, las de pimienta u otras especias, les quedan genial. Las salsas de tomate, también les vienen bien, aunque mejor sin carne picada, tipo boloñesa, los ñoquis son bastante delicados y se estropearían con el roce.

ñoquis cocidos

Una de las elaboraciones clásicas, son los gnocchi alla sorrentinaen las que se acompaña de tomate en una fuente que se cubre de queso y se gratina.

Sin embargo, las salsas en base aceite, no suelen dar buen resultado. Un acompañamiento de aglio e olio típico ajito rehogado en aceite, será absorbido por los ñoquis, por lo que tendremos unas bolitas empapadas en aceitaco y sin salsita alrededor.

¡Bueno, qué! Ya no hay nada más que comentar de los ñoquis, así que decídete a elaborarlos. Si ya lo has hecho, cuéntame en los comentarios, si te ha salido bien o han sido un desastre y me estás cogiendo manía.

Si lo que estás pensando es con qué más servirlo, no te puede faltar el postre italiano por antonomasia, el tiramisú. Puedes elaborarlo de cero con esta receta. Espero que lo disfrutes!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *