Suflé de queso. ¿primero o postre? 🧀🤔

suflé de queso terminado

En la última noche de Boris Grushenko amenazaban a Woody Allen con que sus familiares tendrían que comer suflés y cruasanes durante todas las comidas si ellos (los rusos) perdían contra Francia. Desde que vi esa película tuve ganas de probar ese plato “amenazador”. Lo cierto es que no lo he hecho hasta que yo mismo lo hice. Es una elaboración un poco demodé, que raramente se ve en una carta. Mucha gente comenta asustada su dificultad, pero de verdad, que es más sencillo que el mecanismo de un sonajero. Probad este suflé de queso y veréis lo bien que quedáis ante vuestros comensales.

Ingredientes:

ingredientes del suflé de queso
ingredientes del suflé de queso
  • Harina, 50gr.
  • Mantequilla, 50gr.
  • Leche, 500 ml.
  • Huevos, 5 unidades.
  • Queso, 100gr.

Los cuatro primeros ingredientes son los básicos para el suflé. Lo que le dará el sabor será el último, por lo que, si os decantáis por queso, no pongáis uno cualquiera, yo probé con el que veis. Es un queso de oveja con frutos rojos, que me enviaron los chicos de quesoteca, una tienda online con muy buena variedad.

Si lo que queréis es una opción dulce, podéis incluir algo de azúcar, fresas, chocolate, plátano, frutos secos y dátiles…En fin, que la imaginación es el límite. Ah! y no os asustéis porque los ingredientes sean sólidos, si quedan al fondo, pero con la cobertura del suflé, da también muy buenos resultados.

Elaboración del suflé de queso:

proceso del suflé de queso
1. La clara montada. 2. La bechamel con queso y huevo 3. Los moldes enmantequillados.
  1. Precalienta el horno a 180ºC
  2. Haz una bechamel:
    1. Derrite la mantequilla en un cazo.
    2. Incluye la harina y remueve para que forme una masa homogénea. Cocina durante unos dos minutos a fuego medio, para quitar el sabor de harina cruda.
    3. Añade la leche en tres veces removiendo muy bien para evitar los grumos. Cuando espese retira del fuego.
  3. Separa las yemas y las claras de los huevos.
  4. Monta las claras a punto de nieve.
  5. Incluye las yemas a la bechamel una vez que esté fuera del fuego. Si está dentro puede que coagule y sería un problema.
  6. Añade el queso rallado y remueve para que se funda.
  7. Incorpora con cuidado las claras de forma que se quede como una única masa pero que pierdan la menor cantidad de aire posible.
  8. Encamisa los moldes para el suflé de queso (yo lo he probado con pequeños y grandes, y en los dos casos el resultado es igualmente bueno):
    1. Pon una nuez de mantequilla y extiéndela con los dedos.
    2. En las paredes, termina untando con las manos la mantequilla haciendo movimientos de abajo hacia arriba (en lugar de laterales). De esta manera aseguramos no ponerle ninguna barrera al proceso de hinchado.
    3. Pon un poco de harina y agita de forma que quede todo el molde con una ligera capa. Dale unos golpecitos boca abajo para retirar el exceso.
  9. Rellena los moldes y hornea sin abrir unos 20 minutos. si el molde es grande, unos 30-35 serán suficientes.
Acabado:

Lo ideal es el consumo inmediato. Es una elaboración que aguanta muy mal la conservación, pues pierde el volumen, y recalentado pierde bastante. Este es el primero que pruebo, y la textura me ha gustado mucho, además el sabor del queso le da un punto muy agradable. Eso sí, el sabor de los frutos rojos se aprecia más con el queso al natural que cocinado, por lo que hay otros matices que quizá se aprecien mejor.

suflé de queso, ¿véis la esponjosidad? 🤤
suflé de queso, ¿véis la esponjosidad? 🤤

Hay mil opciones válidas para esta elaboración. Yo no paro de pensar en un fondo de carne guisada, como las carrilleras coronadas por este suflé. ¡Tiene que estar de vicio! Además, pienso intentarlo también con los dulces, la primera prueba será con cacao y una pizca de azúcar. Si merece la pena u os interesa especialmente el resultado, haré otra entrada!

Si esto de la comida afrancesada no os convence, probad algo más nuestro y fresco, un buen salmorejo como este, que también ofrece muchas opciones para darle un toque distinto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *