El Plumcake que propone Ferrandi

el corte del plumcake

El plumcake es un bizcocho denso y jugoso que suele emplearse en desayunos y meriendas y que, además, aguanta un montón!. Aunque ya tenía esta otra receta de plumcake, estas navidades me trajeron este libraco de pastelería, y propone algunas modificaciones que quería probar. ¿Quieres echar un vistazo? Pues sigue leyendo!

el libro de Ferrandi, Pastelería

¿Qué necesitas?

Los ingredientes para este plumcake son muy sencillos de encontrar, y si alguno no te convence, seguramente se pueda modificar!

  • Azúcar, 55 gr.
  • Mantequilla, 120 gr.
  • Almendra, 40gr. Da igual que sea laminada o entera.
  • Un limón y una lima (o dos limones).
  • Miel, 35 gr. Es opcional, pero si no se la vas a incluir, aumenta un poco la cantidad de azúcar. (50 gr más de azúcar).
  • Tres huevos talla M. 135 gr aproximadamente.
  • Harina floja o de repostería, 100 gr.
  • levadura química (de la Royal roja), sólo 3 gr, que ya hemos dicho que el plumcake es denso.
  • Agua 25 ml. Puedes infusionarla con tu té favorito o especias como la canela.

Además, necesitaréis un molde de plumcake, que es como el que veis más abajo. Puede ser metálico (mejor) o de silicona. Yo usé este último porque se ajustaba más a las medidas que plantea la receta, pero el metálico transmite mejor el calor.

Moldes de plumcake

Pasos a seguir

  1. Tritura la almendra con 5 gr de mantequilla. Déjala en el punto que desees. Dependerá de si quieres encontrarte pedacitos más o menos grandes.
  2. Incorpora el azúcar, la mantequilla, la pasta de almendra y la ralladura de los cítricos que hayáis elegido a un bol.
  3. Integra todo hasta que quede homogéneo. Puedes hacerlo con las manos, y si tienes un robot de cocina, también te vale (con el accesorio pala si es tipo Kitchenaid).
  4. Es el momento de añadir la miel (en su caso), el té y los huevos y una varilla (o el accesorio de la Kitchen) si la tienes, si no con una pala o las manos y a remover!. En este punto, hay que esmerarse bien. Te puede dar la impresión de que está como cortada la masa, pero sigue mezclando hasta que quede lisa.
  5. Finalmente, incorpora la levadura química a la harina y tamízala en el bol. Mezcla hasta que la masa quede lisa.
  6. Ya solamente queda engrasar los moldes con mantequilla y espolvorearlos con un poco de harina e incorporar la masa (foto de abajo).
  7. Tras hornear unos 30 minutos, el plumcake estará listo. Compruébalo antes con la prueba del cuchillo (si sale limpio, está).
  8. Deja enfriar en los moldes, antes de desmoldar, y cuando lo hagas, que sea sobre una rejilla para que el aire pueda pasar por debajo y no quede humedecido.

Resultado del plumcake

Pues este debe ser el resultado del bizcocho que hemos hecho. Como ves, es bajito, denso y con mucha miga. Esos trocitos que ves, son piel de limón confitado, que de casualidad tenía por casa.

El plumcake te aguantará, sin problemas, una semana en la nevera, así que en menos de una hora puedes prepararte esta elaboración para no tener que preocuparte del desayuno!.

Puntos importantes del plumcake

  • La mantequilla no debe estar demasiado caliente, si no, el resultado no será tan bueno. Y nunca nunca…NUNCA, derritas la mantequilla en el micro. Esto es básico en pastelería, si te dicen pomada, es pomada!.
  • Yo no tenía miel y no le rectifiqué la cantidad de azúcar, así que el resultado fue un poco insípido para mi gusto. si decides no ponerle miel, añade otros 50 gr. de azúcar.
  • Tamizar la harina es importante para que no se formen grumos, pero tampoco descartes hacer el plumcake por no tener tamizador, solo comprueba que luego no queden grumos.
  • En el momento de engrasar el molde y añadir harina, vuelca después el molde para asegurarte de que no queda exceso de harina. Si esto pasara, podría formar una costra desagradable.
  • Este bizcocho no es como los típicos en los que que no puedes abrir el horno durante su elaboración. Si crees que está listo a los 20 minutos, haz la prueba del cuchillo. Cada horno es distinto y puede que el tuyo sea más rápido. El mío en concreto tardó casi 10 minutos más.
la prueba del cuchillo

Recomendaciones y versiones

  • Cuando lo he repetido, he comprobado que, al derretir la mantequilla e incorporarla después de la harina (último paso). El resultado final es similar, pero la apariencia de la masa antes de hornear es más agradable. Como más homogénea.
  • Lo bueno de este bizcocho es que admite muchas variaciones. Esta propuesta es muy básica, pero admite cualquier tipo de especias y frutos secos. Con pasas, nueces, pistachos, cardamomo, anís estrellado, canela, ¡lo que quieras!.
  • Además, el cítrico se puede sustituir por el que quieras. Y también es muy común sustituir el agua por coñac o Grand Marnier.
  • Por otra parte, puedes dividir en dos la masa. Añadirle a una chocolate en polvo y, en el momento de verterlo en el molde, mezclarlas. De esta forma, queda un corte muy original y parecerá mucho más elaborado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *