Habas frescas en revuelto 🌱

Habas frescas. ¿Son preciosas o no?

Está muy bien eso de organizar la lista de la compra. Pero hay cosas que uno ve y tiene que comprar. Eso me pasó a mi con estas habas frescas. Nunca las había cocinado, pero recordaba algún revuelto hace tiempo especialmente sabroso, así que me animé. Lo cierto que aprender en cocina es en gran parte eso, perderle el miedo a distintos ingredientes.

Y ahí estaban, tres días después de su compra, perdiendo nutrientes día tras día entre que me decidía o no a hacerlas. Así que un día me animé. Fuisteis muchos los que, a través de mi cuenta de Instagram me disteis ideas, y, un poquito de aquí y otro poco de allí, confeccioné mi receta. Así que vamos al lío!

Ingredientes:
Ingrediente para el revuelto de habas frescas
Ingrediente para el revuelto de habas frescas
  • Habas frescas. Comprad bastante que se quedan en nada. Yo compré 750 gr.
  • Huevos de codorniz 🥚, 4 unidades. Perfectamente sustituible por huevos de gallina, pero quedan más monos.
  • Tomate seco 🍅, 5 unidades. Si los encontráis en aceite son igualmente válidos.
  • Bonito en salazón 🐟 al gusto, yo puse 8 láminas. Esto es nuevo, lo descubrí en Lidl y tenía muy buena pinta. Está muy bueno y se puede consumir tal cual. Es una especie de mojama de atún, pero con más agua y de sabor más suave.
  • Como quería un punto crujiente, le añadí pipas de girasol.
Elaboración del revuelto de habas frescas:
  1. En primer lugar hay que desvainar las habas. Es sencillo, pero lento. Yo lo disfruté porque aluciné con la textura del interior de las vainas, es como aterciopelado. Al final se convierte en algo adictivo, ya veréis.
  2. Almacénalas en un bol y ve calentando agua, pues vamos a blanquearlas. Durante el proceso veréis que algunas están más oscuras que otras. Pero no os preocupéis, tendrán el color habitual tras hervirlas.
  3. Blanquear consiste simplemente en cocerlas. Eso sí, es un hervido breve, y con el agua ya en ebullición. Sólo hay que meterlas, y, una vez que vuelva a hervir dejar unos 4-6 minutos hirviendo. Veréis como el color va cambiando.
  4. Corta el resto de los productos. El tomate seco en tiritas, el bonito en láminas de grosor intermedio.
  5. Cuando las habas estén listas, escúrrelas y añádelas a una sartén con un poco de aceite. Ve agregando a este mismo recipiente el resto de ingredientes.
  6. Si quieres un revuelto clásico, puedes incorporar (a fuego muy bajo) el huevo. Si tienes los huevos de codorniz, espera un poco.
  7. Retira de la sartén todo y emplata.
  8. Con un poco de aceite, sobre la misma sartén, abre los huevos de codorniz y cocínalos hasta que la clara quede blanca.
  9. Coloca encima, espolvorea con las pipas de girasol, y sirve.
presentación para el revuelto de habas frescas
Revuelto de habas frescas sin revolver.
Emplatado:

Yo he decidido emplatarlo en una cazuelita-bol, porque así consigo que se mantenga más concentrado. No hay nada que me de más coraje (rabia para el resto de España) que esos platos con fondo aceitoso (aceite para que el revuelto no quede seco) que en seguida queda esparcido el revuelto.

De esta manera, conseguimos que los alimentos que aportan jugosidad, en este caso los huevos, queden arriba.  Cuando los partamos se abrirán y la yema se fundirá con el resto del revuelto, que queda abajo.

¿Y tú? ¿Cómo haces el revuelto con habas? Es muy habitual el de jamón serrano, que es cierto que aporta mucho sabor y queda riquísimo también, pero… ¿te animas con esta versión?.

Si lo que buscas es una opción vegana, trata de cambiar el bonito por este seitán al vapor con salsa de soja, ¡queda súper rico!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *