Crema de calabaza asada o hervida 🍵. Más fácil imposible!

Crema de calabaza

Sabroso y fácil. Esos serían los adjetivos de cualquier crema. Pero lo mejor es que cuando aprendas a hacer esta crema de calabaza asada, podrás hacerla de lo que quieras, modificando los ingredientes a tu gusto. Yo le he incorporado jengibre a esta receta clásica, porque la probé en una de zanahoria y me gustó mucho el resultado. Espero que os animéis a hacerla, ya veréis como el resultado es genial. Además es apta para fin de mes, ya sabes…💸💸💸.

Ingredientes:
  • Una calabaza.
  • Dos o tres cebollas.
  • Un pedacito de jengibre (opcional)
  • Nueces de macadamia para terminarla.

Ingredientes para la crema de calabazaIngredientes para la crema de calabaza

 

Aunque no es necesario, si queréis que quede más cremosa se le puede añadir una cucharada de mantequilla y, en el caso de la calabaza al horno, en lugar de agua, leche.
Elaboración de la crema de calabaza (al horno):
  1. Precalentar el horno a 180ºC.
  2. Partir por la mitad la calabaza.
  3. Colocar en una bandeja para el horno junto a las cebollas sin pelar.
  4. Hornear durante 1 hora.
  5. Si se le va a añadir jengibre, cortar en láminas finas y saltear brevemente.
  6. Quitar las capas superficiales de las cebollas, recoger la carne de la calabaza, y batirlo todo junto.
  7. Añadir algo de mantequilla.
  8. Ir incorporando agua (o leche) hasta que tenga la consistencia deseada.

    asados para la crema de calabaza.
    La calabaza asada y las cebollas ya limpias.
Elaboración de la crema de calabaza (hervida):
  1. Pelar y cortar en dados la calabaza y la cebolla.
  2. Cortar, si lo vais a añadir, el jengibre en láminas.
  3. En una olla con un poco de aceite, rehogar la cebolla y, a los dos minutos el jengibre.
  4. Cuando esté listo, incorporar la calabaza en dados.
  5. Tras rehogar un poco, añadir agua que no llegue a cubrir los ingredientes. Recuerda que queremos una crema, no una sopa, es más fácil rectificar si queda demasiado espesa que si queda demasiado líquida.
  6. Dejar que hierva a fuego lento unos 20 minutos.
  7. Batirlo todo.
  8. Añadir en caliente la mantequilla e ir rectificando, si ha quedado muy espesa, con leche o agua.

Como veis, la opción de asarla es más lenta, pero requiere menos trabajo, ya que nos quitamos el pelar la calabaza en crudo y estar pendiente del fuego. Además da menos lugar a error pues, como primero se bate y luego se incorporan los líquidos, no hay problema de que quede demasiado líquida.

Si os habéis decantado por la opción de hervirla, y os ha quedado demasiado líquida, podéis rectificarlo con algo de maicena (recordad, disuelto en frío). Aunque yo siempre recomiendo una roux, como la que explicamos en la primera parte de esta receta, que aporta una textura diferente, menos “mucosa”.

Crema de calabaza

Contadme, ¿Cómo soléis hacer vosotros las cremas?¿Con qué ingredientes? A mi me gusta mucho también de zanahoria y de puerro, ¡aunque las opciones son infinitas!.

One Reply to “Crema de calabaza asada o hervida 🍵. Más fácil imposible!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *