Crema pastelera, una fácil elaboración con multitud de aplicaciones

Publicado el

La crema pastelera es uno de los rellenos más fáciles y versátiles de la pastelería, sirve tanto para poner entre capas de bizcocho como para hacer piononos o rellenar profiteroles (aquí tenéis la receta).

Esta elaboración no lleva nata, como mucha gente piensa, sino que se elabora fundamentalmente con leche, huevo, azúcar y harina. Eso si, como en muchas otras cosas, cada maestrillo tiene su librillo y añade alguna modificación. Yo os traigo la receta clásica indicando los puntos donde podéis modificarla y hacerla a vuestro gusto, ¡espero que os guste!

Ingredientes de la crema pasteleraIngredientes:

 

*El zeste o piel de la fruta debe estar sin la parte blanca. Es decir, sólo lo amarillo del limón o lo naranja de la naranja. La parte blanca de la piel amarga y hace que la leche se nos corte.

Elaboración de la crema pastelera:
  1. En primer lugar ponemos a calentar la leche a fuego lento. Si el aroma que vamos a añadir es una vaina de vainilla (si es líquida, mejor al final), rama de canela o zeste (piel) de cítrico, se introduce con la leche.
  2. En un bol, mezclamos el azúcar y los huevos. Otras recetas añaden 4 yemas en lugar de 3 huevos enteros, pero la diferencia, para mi, no merece la pena. Cuando forman una masa homogénea, añadimos la harina en forma de lluvia (con tamizador y removiendo mientras) para que no haya grumos.
  3. Si vemos que lo tenemos todo listo y no ha hervido, se le puede dar un golpe de fuego más fuerte. Cuando la leche está hirviendo añadimos la mezcla del bol removiendo rápido y sin parar, manteniendo todo a fuego lento.
  4. Mientras removemos, con cuidado que no quede nada pegado (los bordes son muy dados a quemar la masa, remueve bien por esas zonas) vamos a ir notando que la crema se va espesando por la cocción del huevo fundamentalmente.
  5. Cuando quede como una bechamel espesa, se retira del fuego. La podemos cambiar de recipiente para que no se siga cociendo. Si teníais aromas como la vainillina líquida, es el momento de añadirlos.
  6. Si veis que os ha quedado algo grumosa, es porque quizá haya estado demasiado tiempo al fuego. No pasa nada, añadid una nuez de mantequilla y removed fuera del fuego, esto suele solucionarlo.
crema pastelera
El resultado debe ser algo parecido a esto.

Para conservar la crema pastelera, lo mejor es guardarla en la nevera con papel film pegado a la masa. Al hacerlo, conseguimos que no quede la típica capa superficial endurecida.

¿Y a vosotros, como os ha quedado?¿La hacéis de otra manera? Si tenéis cualquier duda, recomendación o comentario, podéis escribirlos más abajo.

Una respuesta a “Crema pastelera, una fácil elaboración con multitud de aplicaciones”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *